LONDRES, 12 de junio de 2019 /PRNewswire/ —

Resultados clave 

  • Ucrania acusa la mayor mejoría del año y Nicaragua el mayor retroceso.
  • Los países que disminuyeron su grado de militarización, 106, superan a aquellos que lo aumentaron. Este dato muestra la continuidad de una tendencia que ya suma una década.
  • Desde 2008, la paz mundial se ha deteriorado 3,78%; 81 países empeoraron y 81 países mejoraron. Cabe destacar que el deterioro de la paz supera, en general, a su mejoría.

Lo más destacado en el rubro de cambio climático 

  • Más de 400 millones de personas viven en zonas con bajos niveles de paz y un alto riesgo derivado del cambio climático.
  • Se calcula que ocho de los 25 países menos pacíficos albergan a 103 millones de personas en zonas de alto riesgo climático.
  • Regionalmente, el África subsahariana muestra la peor capacidad para enfrentar los peligros climáticos, capaces de exacerbar conflictos violentos.

Lo más destacado del costo económico de la violencia y su impacto en el PIB 

  • El impacto de la violencia en la economía mundial ha disminuido por primera vez desde 2012 al situarse en $14.100 billones en 2018 u 11,2% o bien $1.853 por persona.
  • En promedio, los países con muy altos niveles de paz alcanzaron un crecimiento del PIB per cápita tres veces superior al conseguido por los países menos pacíficos en los últimos 60 años.
  • En los diez países más afectados por la violencia, el costo económico promedio de esta equivale a 35% del PIB, comparado con tan solo 3,3% en los países menos afectados por la violencia.

Institute for Economics and Peace Logo (PRNewsfoto/IEP)

La décima tercera edición del informe anual del Índice de Paz Global (GPI), indicador con liderazgo mundial en la medición de la paz internacional, revela que el nivel promedio de la paz en el planeta mejoró por primera vez en cinco años. Pese a la mejoría, el mundo sigue siendo considerablemente menos pacífico que hace una década, ya que el nivel promedio de paz cayó casi 4% desde 2008. El informe de este año incluye nuevas investigaciones sobre los posibles efectos del cambio climático en la paz.

Según el informe de 2019, 86 países mejoraron su puntaje y 76 lo empeoraron. Islandia sigue siendo el país más pacífico del globo, puesto que ocupa desde 2008. Le siguen Nueva Zelanda, Austria, Portugal y Dinamarca. Bután registra la mayor mejoría en comparación con todos los países de entre los 20 primeros al subir 43 puestos en los últimos 12 años.

Siria ha dejado de ser el país menos pacífico del mundo, lugar que ahora ocupa Afganistán, para constituirse como el segundo menos pacífico. Sudán del Sur, Yemen e Iraq les siguen para conformar el grupo de los cinco países menos pacíficos en el planeta. Es el primer año en la historia del GPI que Yemen figura en dicho grupo.

Elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), laboratorio internacional de ideas, el informe GPI presenta, con base en datos, el análisis más completo sobre la paz, su valor económico, sus tendencias y las vías para desarrollar sociedades pacíficas. El informe incluye a 99,7% de la población mundial y aplica 23 indicadores cualitativos y cuantitativos de fuentes sumamente respetadas en la compilación del GPI. Estos indicadores se agrupan en tres rubros clave: conflictos en curso, seguridad y protección, y militarización.

Steve Killelea, fundador y presidente ejecutivo del IEP, comentó: «Aunque la paz ha mejorado en el GPI de 2019, un análisis más minucioso revela una combinación de tendencias positivas y negativas. Si bien los conflictos que dominaron la última década, como los que tienen lugar en Iraq y Siria, han empezado a menguar, vemos el surgimiento de nuevos enfrentamientos en Yemen, Nicaragua y Turquía, lo que explica que los diez países en los puestos más bajos del índice tengan un deterioro que supera al promedio global y causen el aumento en la desigualdad mundial en términos de paz».

Cuatro de las nueve regiones del mundo se volvieron más pacíficas el año pasado. El mayor incremento de la paz tuvo lugar en Rusia y Eurasia, región seguida por la de Medio Oriente y el norte de África. En ambas, el número de muertes causadas por conflictos disminuyó en Ucrania y Siria respectivamente. Dicha disminución se ve reflejada en un menor número de muertes derivadas del terrorismo.

En los últimos diez años se deterioraron dos de los tres rubros del GPI; el rubro de conflictos en curso empeoró 8,7% y el de seguridad y protección empeoró 4%. Sin embargo, a contrapelo de la percepción pública, el rubro de militarización registra una mejoría de 2,6% desde 2008. El número de personas en las filas de los servicios armados por cada 100.000 ha disminuido en 117 países y el gasto militar en tanto porcentaje del PIB cayó en 98 países, mientras que aumentó en solo 63.

Steve Killelea señaló: «Muchas de las tendencias registradas en los últimos diez años destacan la complejidad de la paz mundial. Sin duda, debemos congratularnos de que el terrorismo de Estado haya disminuido considerablemente en la última década, pues 62 países mejoraron su puntaje en este rubro y solo 42 lo empeoraron. No obstante, las cifras de encarcelamiento acusan una tendencia opuesta: en 95 países aumentó la tasa de reclusión y 65 países mejoraron en este índice. La tasa de encarcelamiento en los Estados Unidos disminuyó 11% en los últimos diez años; sin embargo, el país sigue teniendo el segundo índice de reclusión más alto del globo».

El informe también estudia los riesgos que el cambio climático supone para la seguridad. Los análisis ahí contenidos señalan que aproximadamente 971 millones de personas viven en zonas con una exposición alta o muy alta a peligros climáticos; 400 millones de ellas habitan países con un bajo índice de paz y 10% de ellas, es decir, 103,7 millones, viven en zonas de países que ocupan los últimos 25 puestos del GPI: Sudán del Sur, Iraq, Libia, la República Democrática del Congo, Sudán, Corea del Norte, Nigeria y México.

El impacto económico de la violencia en la economía mundial en 2018 disminuyó por primera vez desde 2012 al caer 3,3% y situarse en $14.100 billones. Esta cifra equivale a 11,2% de la actividad económica en el planeta o $1.853 por persona. Los mayores avances se lograron en el rubro de los conflictos armados gracias a una menor intensidad en los enfrentamientos en Siria, Colombia y Ucrania. Se registró, también, una sustancial reducción en el impacto económico del terrorismo, indicador que cayó 48% de 2017 a 2018. En el caso de los diez países más afectados por la violencia, el impacto promedio equivale al 35% de su PIB, comparado con apenas 3,3% en los países más pacíficos del mundo. Siria registra el mayor sufrimiento con un indicador de 67%.

Panorama regional:

  • La paz en el Asia Pacífico mejoró en los tres rubros del GPI el año pasado, en gran medida gracias al incremento en los fondos para las operaciones de preservación de la paz de la ONU y la disminución de las manifestaciones violentas y las muertes resultantes de conflictos internos. No obstante, el impacto del terrorismo siguió empeorando y lo propio sucedió con las luchas intestinas y los conflictos librados en el exterior. China ascendió dos puestos para ocupar el lugar 110, superada por Yibuti en el 109 y dejando a Argelia en el 111.
  • Centroamérica y el Caribe muestran un deterioro en los tres rubros el año pasado. Siete países mejoraron, pero cinco retrocedieron; sin embargo, como suele suceder cuando la paz se ve interrumpida, el deterioro supera los avances.
  • Europa, la región más pacífica del mundo, mejoró ligeramente en 2018, dando continuidad a una tendencia que ya suma una década. Hubo mejoría en 22 de los 36 países europeos y la región sigue dominando los primeros puestos del GPI al sumar 17 países entre los 25 más pacíficos del planeta.
  • La paz en el Medio Oriente y el norte de África, la región menos pacífica del mundo, mejoró marginalmente el año pasado gracias a los avances logrados en 11 países. Siria dejó de ser el país menos pacífico del globo y la recuperación ha empezado a materializarse en Iraq.
  • La paz en Norteamérica sufrió un deterioro el año pasado y registra el segundo mayor empeoramiento regional. Canadá acusa una pequeña mejoría en el puntaje general, pero la descomposición en los Estados Unidos fue mucho mayor y se vio enfatizada por el aumento de las tasas de homicidios, crímenes violentos e inestabilidad política. Al tiempo que Canadá sigue siendo uno de los diez países más pacíficos del mundo, los Estados Unidos cayeron cuatro puestos y quedaron en el 128, entre Sudáfrica y Arabia Saudita.
  • Si bien la mayor parte de Rusia y Eurasia siguen siendo menos pacíficas que el promedio global, constituyen una de las tres regiones que mejoraron en todos los rubros del GPI el año pasado y representan el mayor avance regional. Rusia cayó un puesto para ocupar el lugar 154, dejando a la República Democrática del Congo en el 155 y a Pakistán en el 153.
  • Solo Colombia, Uruguay y Chile mejoraron el año pasado en Sudamérica, mientras que el resto de la región, es decir, otros ocho países, empeoraron. Actualmente, Venezuela es el país sudamericano menos pacífico y Brasil registró la quinta caída más severa en todo el mundo.
  • El puntaje promedio en el sur de Asia mejoró el año pasado gracias a los avances logrados en Nepal, Pakistán y Bután. No obstante, la región continúa en el segundo lugar más bajo, tan solo por arriba de su región vecina, el Medio Oriente y el norte de África.
  • En el África subsahariana, 27 de los 44 países de la región acusan un deterioro de la paz que ha causado el debilitamiento de los tres rubros del GPI, mientras que 12 de los 23 indicadores de la región mejoraron y ocho se deterioraron.

Si desea más información consulte www.visionofhumanity.org.

NOTAS PARA REDACTORES
El informe completo del GPI, además de los artículos y mapas interactivos, pueden consultarse en: www.visionofhumanity.org
Twitter: https://twitter.com/GlobPeaceIndex (#GlobalPeace19)
Facebook: www.facebook.com/globalpeaceindex 

Acerca del Índice de Paz Global (GPI)
Esta es la décima tercera edición del GPI: la medida líder en el mundo para la paz global que elabora el Instituto para la Economía y la Paz (IEP). El GPI calibra los conflictos nacionales e internacionales en curso, así como la seguridad y la protección en las sociedades, y el grado de militarización en 163 países y territorios a partir de la consideración de 23 indicadores.

Acerca del Instituto para la Economía y la Paz
El IEP es un laboratorio internacional e independiente de ideas que se dedica a orientar el enfoque mundial hacia la paz como una medida positiva, alcanzable y tangible del bienestar y el progreso humanos. Cuenta con oficinas en Sídney, Bruselas, Nueva York, La Haya, la Ciudad de México y Harare.

Logo – https://mma.prnewswire.com/media/792052/IEP_Logo.jpg 

 

 

 

FUENTE Institute for Economics & Peace (IEP)